VOLATILIDAD DE LOS MERCADOS

El Observatorio AGAPROL OPL del mes de marzo que hoy les ofrecemos hace referencia a los precios registrados en la Unión Europea y España (Fega, Inlac y Estandarizado) correspondientes a los meses de enero y febrero del año 2020. A nadie se le escapa que la situación extraordinaria que vivimos con la epidemia por coronavirus que afecta a todo el mundo hace previsible que en los próximos meses las variaciones sean muy importantes.

Los mercados internacionales, con las bolsas a la cabeza, están viviendo estos días una tormenta de desplomes y repuntes imposibles de predecir y, menos, aún de cuantificar. El sector de las materias primeras y de los productos de primera necesidad, como es la leche de vaca, no estarán exentos de estos altibajos.  

Los datos de las tablas, más allá del habitual descenso estacional, han de acompañarse forzosamente de los indicadores diarios que el mercado nos aporta. Así, el mercado español está viviendo un importante repunte de las compras en el mercado spot arrastrado por el aumento de ventas en los supermercados que ha provocado el miedo al desabastecimiento derivado del coronavirus. El tiempo dirá cuánto de ese aumento de las compras de los consumidores y del aumento de producción de las industrias se transforma en un aumento de consumo real.

La vertiente internacional del mercado de la leche de vaca vuelve a tener a China como referente indiscutible puesto que el mercado internacional está ya sintiendo un creciente nivel de demanda por parte de las autoridades chinas por dos motivos. En primer lugar, por la necesidad de reponer los stocks que el gigante asiático ha consumido durante el periodo de aislamiento y, en segundo lugar, por las recomendaciones llamando al consumo de leche que las autoridades del mismo país parecen estar realizando a la población.

En definitiva, estamos ante un escenario cambiante y difícilmente previsible pero que presenta el aumento del consumo a nivel internacional, la situación deficitaria de España y el cierre de fronteras como elementos que podrían significar un repunte significativo en los precios.